El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Familia botánica: Oleaceae.

  Origen: Híbrido de Forsythia viridissima y de Forsythia suspensa ‘Sielbodii’.

Nombre común: Forsitia

 
Clima: Atlántico – Continental – Mediterráneo – Montañoso  
Resistente a: Heladas Fuertes – Heladas Medias – Heladas Suaves
Tipo de suelo: pH Neutro – Suelo bien drenado – Suelo fértil – Textura arcillosa –   Textura arenosa – Textura franca
Porte: Arbusto
Tipo: Hoja Caduca
Tipo de mantenimiento: Medio
Confort en el jardín: Planta SIN púas peligrosas – Planta NO tóxica   – Planta SIN bayas que ensucien el suelo
Exposición: Semi-sol – Sol
Necesidad de agua: Cantidad moderada de agua
Espacio del jardín: Borduras – Macizo
Altura adulta: De 2-4m
Anchura adulta: 2-3m
Decoraciones de color: Amarillo y dorado – Púrpura –   Verde Oscuro
Planta decorativa por estación: Para Invierno – Para Otoño –   Para Primavera – Para Verano
Floración: Al finalizar el invierno, las   forsitias, todavía sin hojas, se cubren de multitud de flores creando un llamativo   efecto que anuncia la llegada de la primavera. Este estallido de color se   produce, dependiendo de la especie y forma cultivada, en tonos amarillos, que   pueden ser desde claros vivos hasta dorado oscuro. Las flores suelen estar   formadas por cuatro pétalos, acompañados en su base por otros tantos sépalos   verdes de pequeño tamaño; en ocasiones suelen presentar cinco o seis pétalos.   Cuando comienza a declinar la floración, empiezan a aparecer las hojas.

Invierno – Primavera

Longevidad: De 30 – 100 años
Descripción:
Abonado: Realizar un abonado con compost a principios de primavera.
Multiplicación: Propagación por esquejes de punta en verano o por esquejes de   madura dura en invierno. También es posible la reproducción por acodo durante   el invierno y por división de chupones en primavera. Más detalle en   propagación de plantas.
Poda: La forsitia x intermedia florece a finales del invierno sobre yemas   laterales de las ramas de 1 o 2 años. Realizaremos una poda de mantenimiento   a finales del invierno (antes del inicio de la floración) para eliminar ramas   secas o mal ubicadas, así como rebrotes no deseados. Tras finalizar la   floración (a mediados de primavera), realizaremos la poda de floración,   recortando todas las ramas que han florrecido, que enseguida rebrotarán con   fuerza. El recorte de ramas puede hacerse a ras del suelo o rebajando las   ramas sobre un brote nuevo situado a 30-40cm del suelo. De esta forma se   elimina la madera vieja, que ya no volverá a florecer, dejando espacio para   el crecimiento de ramas nuevas. Más detalle en podar arbustos.
De interés: Arbusto caducifolio, muy decorativo por su abundante floración   temprana sobre rama desnuda. Las flores son de color amarillo intenso y   cubren todas las ramas a finales del invierno, siendo de las primeras plantas   en florecer. Su follaje y el porte arqueado de las ramas también aportan   atractivo al arbusto. Las hojas, de color verde, toman tonalidades doradas en   otoño. La forsitia crece bien en suelos fértiles y bien drenados en climas de   inviernos con heladas, para inducir la floración.

 

Popular arbusto de hoja caduca, con una luminosa y espectacular floración primaveral, que suele estar presente en muchos parques y jardines públicos. Se trata de un arbusto vigoroso compuesto por ramas erectas que le dan un aspecto irregular pero compacto y que crece hasta los tres metros de altura. Una planta que a mí me encanta.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s